Cómo superar el miedo al dentista: COMPROMISO SONRISAS

¿El día antes de acudir a tu cita con el dentista te sientes intranquilo/a, te cuesta dormir y empieza a aumentar tu nivel de ansiedad? ¿Incluso te llegas a plantear si deberías ir a la cita finalmente o no? En resumen: ¿estás pasando un episodio de miedo al dentista?

El miedo al dentista es algo perfectamente común y, en menor o mayor grado, afecta a muchos de nuestros pacientes. Lo peligroso es cuando ese miedo se interpone entre nosotros y nuestra salud dental.

Lo primero de todo, decirte que la odontofobia, como se conoce en el entorno profesional, es algo más común de lo que piensas, se estima que puede afectar a una de cada cuatro personas en España. Y, en segundo lugar, decirte que, si es tu caso, nos gustaría ayudarte a superarlo. Entre otras cosas, porque las consecuencias de retrasar tu visita al dentista o no hacerte un tratamiento que necesites puede tener consecuencias desastrosas. En el caso de caries, no tratarla a tiempo puede ser la diferencia entre necesitar un empaste y perder el diente. Por no hablar de las consecuencias que casos graves de infección en las encías pueden acabar provocando.

Por eso, en Clínica Sonrisas estamos de tu lado. Nuestros profesionales han adquirido el compromiso de ayudar a nuestros pacientes a superar el miedo al dentista. Nos tomamos muy en serio esta preocupación, por eso nos ponemos a tu servicio para que vengas a conocernos. Creemos que la confianza entre dentista y paciente es una de las primeras formas de darte la tranquilidad que necesitas. Si lo deseas, puedes pasar en cualquier momento, fuera de consulta, y charlar con nuestros especialistas, exponerles tus dudas, comprobar cómo son la sala y los materiales que usaremos en tu tratamiento… Lo que necesites para calmar tus nervios.

 

¿Cómo combatir el miedo al dentista?

Tener miedo al dentista puede ser consecuencia de nuestra propia experiencia, de nuestra forma de ser o de las historias que nos han contado. Muchas veces se tiende a desconfiar de cualquier tratamiento que suponga “invadir” nuestro cuerpo. Si tienes miedo a las agujas o a que te pongan puntos, lo normal es que tampoco quieras que algo te pinche, rasque o hurgue en tus dientes o encías.

Racionalizar el miedo

Sin embargo, la mayoría de los tratamientos de odontología que realizamos no son en absoluto dolorosos. En el caso de tratamientos que no inciden sobre el nervio dental, como una limpieza, no hay de qué preocuparse, pues no hay posibilidad de que se produzca dolor. Y, en aquellos más complejos que requieran acceder al nervio, se realizan con anestesia localizada, de manera que no sentirás dolor.

Pide tu cita con suficiente antelación

Importante que tengas tu cita con tiempo suficiente de mentalizarte, de repetirte que no te va a doler y, sobre todo, que es muy necesario para ti acudir al dentista. Dedica tiempo a informarte sobre el tratamiento que te vas a realizar, ven a consulta a hablar con nosotros o habla con conocidos que hayan pasado por el mismo tratamiento que tú. Se trata de emplear ese tiempo hasta la consulta en quitarle importancia a la visita al dentista, alejando así la aparición del miedo.

El día de la consulta

El día de la cita procura no acudir a consulta con mucha antelación, ya que solo conseguirás aumentar tus nervios antes de entrar. Si puedes, planifica la cita a primera hora de la mañana y ven acompañado. Si antes quedas con alguien conocido o con algún familiar, pasa el tiempo antes de venir haciendo otra cosa que te distraiga, para que cuando llegues a la Clínica Sonrisas no le hayas dado demasiadas vueltas.

Si lo prefieres, puedes venir con música. No escuchar los instrumentos puede ser de ayuda si lo que te preocupa es el instrumental que vamos a utilizar. Habla con nuestros profesionales para que conozcan tu situación, ellos te ayudarán, explicando en todo momento qué van a hacer y qué sensación te va a provocar. No saber qué va a pasar es una de las mayores fuentes de incertidumbre, donde incluso una sensación de frío puede confundirse con un pinchazo, por ejemplo. No te quedes con ninguna duda, habla con total confianza con nuestros doctores y ellos pondrán todo de su parte para que tu experiencia en el dentista no sea traumática.

 

Leave a reply